Tengo Cataratas: Estoy perdiendo visión!

La catarata es uno de los problemas oftalmológicos más frecuentes (si no el que más).

La catarata aparece cuando el cristalino (la lente que tenemos todos en el interior del ojo) se opacifica total o parcialmente, perdiendo su transparencia y acaba afectando nuestra visión. La opacificación del cristalino es totalmente indolora y el ojo (excepto en casos excepcionales) no se enrojece, o cambia de aspecto externo, simplemente disminuye la visión .

¿Porqué se me ha hecho una Catarata?

La gran mayoría de las cataratas se relacionan con la edad y el envejecimiento del cristalino.

Catarata nuclear

Catarata nuclear: Se aprecia claramente la pupila blanca y, por supuesto, opaca.

Para tener una catarata, solo es preciso vivir lo suficiente; si vivimos lo bastante prácticamente todos desarrollaremos las nuestras. A los 80 años de edad, más de la mitad de la población o tiene una catarata o ya ha sido operado de ella.

No obstante, hay otras causas posibles que nos pueden hacer desarrollar una catarata o simplemente acelerar el proceso, por ejemplo:

  • Diabetes Mellitus.
  • Distrofia Miotónica.
  • Dermatitis atópica.
  • Traumatismos oculares.
  • Uso crónico de corticoides.
  • Exposición crónica a la luz y/o calor (un ejemplo típico: los sopladores de vidrio).
  • Hábito tabáquico.
  • Catarata congénita (ya nacemos con ella, relacionada con otras enfermedades generales, infecciones, anomalias cromosómicas, etc.).

¿Qué notaré si tengo una catarata?

Las cataratas producen poco a poco una disminución de la visión, que nos afecta progresivamente las actividades cotidianas, como por ejemplo conducir, ver la televisión o leer un libro.

Dentro de los síntomas más frecuentes podemos encontrar:

  • Visión borrosa (sobre todo de lejos; vemos como en una nube).
  • Dificultad en la visión por la noche o crepúsculo.
  • Halos alrededor de las luces y deslumbramientos.
  • Alteración en la percepción de los colores y el contraste (lo vemos todo más amarillento y menos contrastado).

La catarata aparece habitualmente en los dos ojos, aunque puede hacerlo de forma asimétrica, avanzando más en un ojo que el otro. La catarata no es un proceso infecciosos y “no se pasa” de un ojo al otro.

¿Tienen tratamiento las cataratas?

Afortunadamente, este problema ocular puede ser tratado.

Tu oftalmólogo, después de explorarte, podrá saber cuanto te afecta la visión y así podréis valorar (tú y él) las diferentes opciones de tratamiento.

Hoy la única opción de tratamiento es la cirugía,

Quirófano de Oftalmología durante una cirugía de catarata con Lente Intraocular.

Quirófano de Oftalmología durante una cirugía de catarata con Lente Intraocular.

Durante la cirugía se destruye el núcleo del cristalino usando ultrasonidos con un aparato llamado facoemulsificador y después se implanta una Lente Intraocular en el saco capsular (lo que antes era el cristalino). Las Lentes Intraoculares pueden ser varios tipos, por ejemplo: monofocales, multifocales, tóricas, acomodativas, etc. Este tema ya fue tratado anteriormente y podéis consultarlo en este enlace.

Cirugía de la Catarata. 1: Facoemulsificación del núcleo del cristalino. 2: Implante de Lente Intraocular multifocal.

Cirugía de la Catarata. 1: Facoemulsificación del núcleo del cristalino. 2: Implante de una Lente Intraocular multifocal en el saco del cristalino.

La cirugía de catarata es el procedimiento quirúrgico más frecuentemente realizado del mundo (en el año 2004, se operaron más de 2 millones de personas sólo en la Unión Europea) y es, posiblemente, uno de los más exitosos, con una excelente recuperación visual en la mayoría de los casos.

Además la cirugía de la catarata, puede servir como cirugía refractiva, sirviéndonos para acabar (o al menos, disminuir) con la necesidad de usar gafas o lentes de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *