Cataratas Congénitas: Leucocoria

Cataratas Congénitas

Llamamos cataratas a cualquier tipo de opacidad en el cristalino, un tejido que normalmente es transparente. A medida que la opacidad aumenta, impide que los rayos de luz pasen a través del cristalino y que lleguen a quedar enfocados en la retina (el tejido sensible a la luz localizado en la parte interna del ojo). La mayoría de las cataratas se relacionan con el envejecimiento del cristalino. Las cataratas congénitas son poco frecuentes en los niños.

Cataratas Congénitas - Los niños con posibles problemas oculares deben ser explorados precozmente.

Cataratas Congénitas – Los niños con posibles problemas oculares deben ser explorados precozmente.

Las cataratas congénitas pueden afectar a un solo ojo (unilateral) o a ambos (bilaterales). Algunos niños nacen ya con las cataratas o las desarrollan posteriormente durante la infancia, frecuentemente en ambos ojos.

Algunas cataratas congénitas no afectan apenas a la visión del niño, pero otras sí lo hacen y deben ser intervenidas quirúrgicamente a la mayor brevedad posible. El problema fundamental es que la deprivación visual durante el periodo crítico del desarrollo visual puede condicionar una ambliopía reversible o irreversible en función de la edad en la que se produce.

Incluso en los países desarrollados, donde cualquier forma de tratamiento es posible, las cataratas congénitas en los niños son responsables de un porcentaje importante de los casos de ceguera infantil.

Las cataratas congénitas secundarias se desarrollan principalmente como resultado de la aparición de otra enfermedad general (por ejemplo, la diabetes juvenil u otros problemas oculares). El desarrollo de cataratas congénitas secundarias también se ha asociado con el uso de ciertos medicamentos (por ejemplo, los corticoides).

También se puede desarrollar una catarata en un ojo que sufre un traumatismo. Esto puede suceder inmediatamente después del trauma o incluso años después.

¿Cuál puede ser la causa de las Cataratas?

Un niño puede nacer con la enfermedad (cataratas congénitas), o puede desarrollarla en una etapa posterior de la vida (cataratas adquiridas).

Las causas posibles de las Cataratas Congénitas bilaterales pueden incluir:

  • Idiopáticas (No conocemos la causa): 60%
  • Hereditarias, sin enfermedad sistémica conocida: 30%
  • Enfermedades metabólicas (Galactosemia, Fabry, Hipoparatiroidismo, etc.)
  • Enfermedades genéticas (Síndrome de Down, Marfan, Lowe, etc)
  • Infecciones intrauterinas (Rubeola, Varicela, Toxoplasmosis, Sífilis, etc.)
  • Otras enfermedades oculares (Aniridia, Microftalmía, etc.)

Las causas posibles de Catarata Congénita unilateral pueden incluir:

  • Idiopáticas (No conocemos la causa): 80%
  • Enfermedades oculares (Lenticono, Persistencia de vascularización, Tumores, etc.)
  • Traumatismo obstétrico (situación muy infrecuente)
  • Infecciones intrauterinas (raras)

¿Cuáles son los síntomas de las Cataratas?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de las cataratas congénitas. Sin embargo, cada niño en particular puede sufrirlos de una forma diferente. Los síntomas de las cataratas pueden parecerse a los de muchos trastornos oculares. Siempre consulte al Oftalmólogo de su hijo para obtener un diagnóstico exacto.

Los síntomas incluyen:

  • Leucocoria: pupila blanca (normalmente fácil de apreciar en un examen externo, si la catarata es grande, pero complicado ante lesiones menores).
Cataratas Congénitas: Leucocoria unilateral izquierda. Se aprecia el color blanquecino de la pupila izquierda causado por una catarata congénita.

Cataratas Congénitas: Leucocoria unilateral izquierda. Se aprecia el color blanquecino de la pupila izquierda causado por una catarata congénita.

  • Nistagmus en las cataratas bilaterales (movimientos rítmicos involuntarios de los ojos con oscilaciones hacia adelante y hacia atrás, verticales, rotatorios o combinados).
  • Estrabismo: Generalmente los ojos desviados hacia dentro en los niños más pequeños y exotropía hacia fuera en los más mayores).
  • Disminución de visión, que, o la notan los padres, o la manifiesta el propio niño cuando alcanza una edad que le permite comunicarla. Las luces suelen verse muy brillantes y presentan halos alrededor.

¿Cuáles son los diferentes tipos de Cataratas?

Según el National Eye Institute de USA, las cataratas se subdividen en:

  • Relacionadas con la edad (envejecimiento del cristalino).
  • Congénitas.
  • Secundarias.
  • Traumáticas. 

¿Cómo se diagnostican las Cataratas?

Además de los antecedentes médicos completos y de un examen ocular de su hijo, los procedimientos de diagnóstico para las cataratas pueden incluir los siguientes:

  • Examen de la Agudeza Visual – Los optotipos para el examen de la visión, miden la capacidad visual a diversas distancias. Los hay adaptados a niños (dibujos), letras, números, anillos, etc
  • Dilatación de la Pupila: Las pupilas se dilatan con gotas oftálmicas para permitir un examen completo de la retina del ojo y del cristalino.
  • Además, se pueden realizar otros exámenes para valorar la estructura anatómica y funcional de los ojos de su hijo.

¿Cómo se tratan las Cataratas Congénitas?

El tratamiento específico para las cataratas será determinado por el médico del niño basándose en lo siguiente:

  • Edad, su estado general de salud y sus antecedentes médicos.
  • Severidad de la enfermedad (grado de perdida visual y bilateralidad).
  • Tolerancia del niño a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Evolución de la enfermedad.

El tratamiento se adapta al niño y al tipo particular de catarata que este padece.

En algunos casos, la pérdida de la visión a causa de una catarata, puede regularse con gafas o lentes de contacto. Sin embargo, lo más habitual suele ser recomendar el tratamiento quirúrgico de las cataratas en los niños.

El criterio definitivo acerca de lo que se debe o no hacer en cada caso concreto, queda en la decisión de su Especialista de Oftalmología, que le aconsejará como proceder. El tiempo hasta el diagnóstico es crítico para el desarrollo posterior de la visión del niño; por lo tanto, no alargue el tiempo hasta la exploración especializada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *