¿Se trata la Degeneración Macular asociada a la Edad – DMAE?

Si. En la actualidad existen varias modalidades de tratamiento para algunas formas de Degeneración Macular asociada a la Edad (DMAE).

Me han hablado de inyecciones directamente en el ojo, ¿es cierto?

Si. Es cierto.

Hay varios fármacos disponibles para el tratamiento de la Degeneración Macular asociada a la Edad en la actualidad. De ellos, el más utilizado es el Ranibizumab.

El Ranibizumab (Lucentis ©) se utiliza para tratar la DMAE en sus formas húmedas o exudativas, una enfermedad degenerativa que afecta la mácula (área central de la retina) que puede causarte una pérdida severa de la visión central, que es donde fijamos la mirada. Este daño, dificilmente reversible, dificulta la lectura, la conducción de un coche o, incluso, las más simples actividades cotidianas.

La administración intravítrea de Ranibizumab, ha demostrado que retrasa la pérdida de visión asociada a la la Degeneración Macular asociada a la Edad, e incluso puede mejorar la agudeza visual. El Ranibizumab NO tiene acción beneficiosa alguna sobre las formas secas de DMAE (90 % de casos de DMAE).

¿Qué es el Ranibizumab?

El Ranibizumab es un anticuerpo monoclonal (proteína que se une de forma específica a otra proteína) que pertenece al grupo de los fármacos Anti-VGEF, antagonistas del factor A de crecimiento vascular endotelial (VEGF-A: Vascular Endothelial Growth Factor-A).

Membrana neovascular subfoveal en Degeneración Macular exudativa. Angiografía Fluoresceínica.

Membrana neovascular subfoveal en DMAE exudativa. Angiografía Fluoresceínica.

Detiene el crecimiento de los vasos anormales que aparecen en la Degeneración Macular, reduciendo así la tendencia de los mismos a sangrar, provocando hemorragias, derrames y exudación en la mácula.

El Ranibizumab controla la DMAE húmeda, pero NO la cura

Tu oftalmólogo te vigilará el ojo tratado de forma periódica para valorar la eficacia del tratamiento y la necesidad o no de continuarlo.

¿Cómo se usa el Ranibizumab en la Degeneración Macular?

El Ranibizumab es una solución líquida que se inyecta directamente en el humor vítreo del ojo, mediante un pequeño pinchazo realizado por el oftalmólogo. El humor vítreo es una sustancia gelatinosa que ocupa la mayor parte del interior del ojo.

El procedimiento se puede realizar en un quirófano o en la consulta médica, tras la aplicación tópica de un anestésico en forma de gotas.

Inyección Intravítrea de Ranibizumab.

Inyección Intravítrea de Ranibizumab en la Degeneración Macular.

Antes de la inyección intravítrea de Ranibizumab, tu oftalmólogo realizará una limpieza del ojo para prevenir una posible infección. Unicamente puedes notar una leve presión en el ojo cuando se inyecta el medicamento. Después de la inyección, el paciente puede marcharse a su casa con el ojo destapado.

¿Se debe tener alguna precaución especial al usar Ranibizumab?

Todos los tratamientos pueden tener efectos no deseados, por tanto deberemos tomar una serie de precauciones:

Antes de comenzar a recibir la inyección de Ranibizumab: Avisa a tu oftalmólogo, si tienes:

  • Alergia al Ranibizumab o a otras medicaciones.
  • Embarazo o si piensas quedar embarazada o si estás dando lactancia materna.
  • Tratamientos con y sin prescripción, vitaminas, suplementos nutricionales y productos fabricados a base de hierbas estás tomando o planeas tomarte. Asegúrate de mencionar si recientemente has recibido Verteporfino(Visudyne ©) en una terapia fotodinámica, otra modalidad de tratamiento de la Degeneración Macular asociada a la Edad.
  • Glaucoma (hipertensión ocular) o infecciones en los ojos o alrededor de ellos.
  • Se te recetarán varias gotas de antibióticos para que las uses unos días después de recibir la inyección. Pregunta cómo debes usarlas.
  • Tu pupila será dilatada en varias ocasiones durante el tratamiento y posteriormente a él.
  • Pregunta si existen actividades que debes evitar durante el tratamiento con Ranibizumab.
  • Controla tu visión en ambos ojos según se te haya indicado.

¿Cuáles son los efectos secundarios que me puede provocar este medicamento?

El Ranibizumab puede provocarte efectos secundarios. Algunos efectos secundarios podrían provocarte graves consecuencias para la salud. Comenta con el oftalmólogo si aparece alguno de estos síntomas:

OCULARES

  • Sequedad o escozor ocular
  • Sensación de cuerpo extraño en el ojo
  • Enrojecimiento o inflamación de los ojos y párpados
  • Dolor en los ojos
  • Hemorragias dentro o alrededor del ojo
  • Visión de “moscas volantes” o pequeñas manchas
  • Visión de destellos luminosos
  • Fotofobia (sensibilidad aumentada a la luz)
  • Disminución de visión

NO OCULARES

  • Dolor de cabeza
  • Naúseas
  • Sudoración incrementada
  • Lentitud o dificultad para hablar
  • Mareos o desmayos
  • Debilidad o adormecimiento en brazos y piernas
  • Dolor de espalda
  • Disnea (dificultad para respirar)
  • Dolor en el pecho

El oftalmólogo te aconsejará lo más adecuado para tu caso concreto, en cada momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *