¿Tengo riesgo de desarrollar un Glaucoma?

El Glaucoma constituye una de las primeras causas de ceguera irreversible a nivel mundial. Aproximadamente un 2% de los mayores de 40 años lo padecen (muchos de ellos sin saberlo, ya que al principio, apenas da síntomas que el paciente sea capaz de apreciar).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a principios de los 90, 105 millones de personas en todo el mundo tendrían la presión intraocular elevada; se diagnosticarían 2,4 millones de nuevos casos de glaucoma al año y habría unos 8 millones de ciegos causados por glaucoma, lo que supondría ser la tercera causa de ceguera irreversible.

Existen varios tipos de glaucoma (ya comentados en otra parte de la Web), aunque con mucha diferencia, la forma más frecuente es el glaucoma de ángulo abierto primario o glaucoma crónico simple, que supone un 60% del total de los casos.

En resumen, el glaucoma puede dejarte ciego antes de que seas capaz de darte cuenta que lo estás padeciendo.

Por esto es fundamental conocer los factores de riesgo que te pueden hacer más susceptible de padecerlo.

Factores de Riesgo de Glaucoma

1. Edad.

Sobre este factor de riesgo (y sobre casi todos!) poco podemos hacer, ya que, lamentablemente los años pasan de forma inevitable, y TODOS nos hacemos más mayores.

Si tienes 60 años o más, tienes un riesgo elevado de llegar a desarrollar un glaucoma. Si a esto añades alguno de los otros factores de riesgo (raza, antecedentes familiares, etc, etc.) la situación puede ser peor y comenzar más precozmente, por ejemplo a los 40 años de edad.

La edad constituye uno de los factores de riesgo más importantes para desarrollar un glaucoma

La edad constituye uno de los factores de riesgo más importantes para desarrollar un glaucoma

Si estás dentro del grupo de edad de alto riesgo, es conveniente hacerse un examen oftalmológico anual que incluya la medida de la Presión Intraocular (PIO).

2. Antecedentes Familiares.

Si tus padres (padre o madre) padecen, o han padecido, un glaucoma, el riesgo de desarrollar la enfermedad es mayor que para el resto de población sin estos antecedentes.

Tenemos que tener en cuenta que, si tenemos en cuenta los antecedentes familiares, no sólo nosotros tenemos un riesgo más elevado, si no que además elevamos la posibilidad de que también lo lleguen a desarrollar nuestros descendientes, nuestros hijos, o los hijos de nuestros hijos. Nuestra familia puede tener una serie de genes que aumenten nuestra susceptibilidad a padecer glaucoma.

Tests Genéticos en Glaucoma

Tests Genéticos para el diagnóstico del Glaucoma

Algunos de estos genes (gen GLC1A (MYOC/TIGR), etc.) se pueden determinar ya hoy de forma relativamente sencilla, lo que nos da una valiosa información que nos permitirá controlar de forma precoz e intensiva el posible desarrollo de la enfermedad, para permitirnos tratarla de forma adecuada.

3. Raza.

Como sucede con los factores de riesgo anteriores, no podemos hacer nada para cambiarla.

La raza negra es mucho más propensa a padecer glaucoma y si el paciente tiene más de 40 años de edad se encuentra dentro el grupo con mayor riesgo de desarrollo de glaucoma.

El Glaucoma es mucho más frecuente y severo en la raza negra

El Glaucoma es mucho más frecuente y severo en la raza negra

Los asiáticos, por las características propias de su raza, presentan habitualmente un ángulo iridocorneal estrecho, lo que les hace susceptibles de padecer glaucoma de ángulo cerrado y, en concreto, los japoneses son muy propensos a desarrollar glaucoma de tensión normal o baja.

4. Presión Intraocular alta.

Aunque, de forma general, mucha gente iguala los conceptos de tener una Presión Intraocular elevada con el de Glaucoma; esto NO ES ASÍ.

La Presión Intraocular alta solo representa un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad llamada Glaucoma.

Si tenemos la PIO elevada, aumentaremos nuestras posibilidades de sufrir un glaucoma. Pero NO es OBLIGATORIO. Lo que marca o no que padezcamos un Glaucoma es el daño sobre las fibras de nuestro nervio óptico y NO la Presión Intraocular.

Por ejemplo, podemos tener la PIO alta, pero si no tenemos un daño sobre el nervio óptico, NO padecemos un Glaucoma; solo tenemos una Hipertensión Ocular.

Por otro lado, podemos tener un daño sobre el nervio óptico y tener la PIO normal, o incluso baja; entonces hablamos de un Glaucoma de Presión Normal o de Baja Presión.

De todas formas, y dado que la Presión Intraocular es el principal factor de riesgo que podemos controlar, si tienes la PIO elevada, es necesario realizarse exámenes oculares regularmente y ser valorado por un Especialista en Glaucoma.

5. Medicamentos.

El uso prolongado de corticoides, por ejemplo en alergias, artritis, enfermedades reumáticas, etc (y sobre todo, cuando son tratamientos de larga duración), puede hacer que la PIO suba; por tanto debe ser controlada de forma frecuente.

Los corticoides pueden hacer subir la Presión Intraocular

Los corticoides pueden hacer subir la Presión Intraocular

Hay personas que presentan una forma de reaccionar especial ante estos medicamentos (susceptibilidad cortisónica) que vincula el uso prolongado del medicamento con un riesgo mucho más elevado de subida de PIO y de desarrollar glaucoma.

6. Traumatismos oculares.

Los traumatismos sobre el ojo pueden hacer que el riesgo de desarrollo de glaucoma sea más alto. Por ejemplo, en casos de tumores intraoculares, luxación o subluxación del cristalino o de una Lente Intraocular, desprendimiento de la retina, etc.

7. Enfermedades previas.

Hay ciertas enfermedades, como la diabetes, cardiopatías, alteraciones vasculares, hipertensión arterial, hipotiroidismo, enfermedades metabólicas, congénitas, etc, etc. que también se relacionan con un aumento de riesgo de padecer un glaucoma, ya que pueden aumentar la presión intraocular (…o los tratamientos que se usan para curarlas!).

 

De todo lo anterior, podemos sacar dos importantes conclusiones. La primera es que poco podemos hacer para modificar nuestro perfil de riesgo para desarrollar un glaucoma, excepto conocerlo y saber que estamos más o menos expuestos a ello.

Y la segunda, es que lo mejor que podemos hacer de cara a minimizar los daños, es someternos a intervalos regulares a una revisión por nuestro Especialista en Glaucoma.

2 comentarios de “¿Tengo riesgo de desarrollar un Glaucoma?

  1. Me diagnosticaron principio de glaucoma en un dispensario del seguro, pero es difícil conseguir citas. Quisiera saber a donde acudir para un tratamiento continuo, gracias de antemano

    • No sé donde vive Vd, pero aquí hay multitud de opciones para ser controlado, tanto en el ámbito público como privado.
      Lo ideal es que se ponga en contacto con su Oftalmologo que le indicará cómo proceder en su situación concreta.
      Espero haberle sido de ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *