¿Qué son las Moscas Volantes?

Es muy posible que, en ocasiones, veas pequeños puntitos, manchitas o nubes que se mueven de forma incontrolada ante tí. ¡No te asustes!

Es una situación muy frecuente y a menudo de poca importancia (aunque deberías hacertelo ver!).

¿Moscas Volantes?

La gente las llama “moscas volantes” o de otras maneras, dependiendo de la forma en que los ven (puntos, redondeles, hilos, nubes, manchas, etc.) pero habitualmente recuerdan pequeños animales que se mueven, como una mosca, por eso la denominación. Los verás más claramente al mirar un fondo simple, blanco o luminoso, como una pared o el cielo, sobre todo cuando hay bastante luz, o al mirar un papel blanco o la pantalla del ordenador.

Moscas Volantes: Las vemos más destacadas al mirar a una superficie luminosa, como el cielo.

Moscas Volantes: Las vemos más destacadas al mirar a una superficie luminosa, como el cielo.

Las moscas flotantes son pequeños trocitos o condensaciones que se encuentran flotando en el humor vítreo (la sustancia gelatinosa que debería ser transparente que rellena el interior del ojo).

Aunque las moscas volantes parecen estar delante de tu ojo, en realidad flotan en el gel del interior. Lo que ves en realidad es la sombra que proyectan sobre la retina, (tejido que se encuentra en la parte interior del ojo, donde están los fotorreceptores, conos y bastones) que es sensible a la luz, encargada de nuestra visión.

Moscas volantes - Se proyectan sobre la retina las sombras de las verdaderas moscas, que están flotando en el vítreo.

Moscas volantes – Se proyectan sobre la retina las sombras de las verdaderas moscas, que están flotando en el vítreo.

¿Qué causa la aparición de moscas volantes?

 

Cuando llegamos a una edad madura, el humor vítreo pierde contenido líquido (agua) y comienza a secarse y encogerse (como cuando se nos olvida una botella de gel en el exterior y se queda hecha una bola dura y reseca, mucho más pequeña), formado aglutinaciones dentro del ojo. El humor vítreo, al encogerse, se desprende de las paredes internas del ojo, ocasionando lo que los especialistas llamamos un Desprendimiento de Vítreo Posterior (DPV). Esta es la causa más común (con diferencia) de la aparición de moscas volantes.

El Desprendimiento de Vítreo Posterior es más frecuente entre los:

  • Míopes (Cuantas más dioptrías, más fácil tener un DVP).
  • Operados de catarata.
  • Intervenidos con Láser YAG (“Limpieza de la Lentilla”).
  • Inflamaciones oculares (Uveitis, vitritis, etc.),

La aparición de moscas volantes causa gran preocupación, sobre todo si te aparecen de repente.  Si de forma brusca comienzas a ver nuevos cuerpos flotantes, deberías consultar rápidamente con un Oftalmólogo, especialmente si tienes más de 45 años.

¿Son, o pueden ser, graves las moscas volantes?

Cuando el humor vítreo se desprende de la pared interna del ojo, como tiene adherencias a ella, puede romper la retina. Esto puede causar pequeñas hemorragias, que podemos percibir como nuevos moscas volantes o cuerpos flotantes.

Un desgarro retiniano ya es otro cantar.

Esto representa un problema serio, ya que la cosa puede acabar en un Desprendimiento de Retina, que puede requerir tratamiento con Láser, Frío o incluso cirugía.

Desgarro Retiniano: El primer paso hacia el Desprendimiento de la Retina.

Desgarro Retiniano: El primer paso hacia el Desprendimiento de la Retina.

Debes consultar con un Oftalmólogo de forma urgente, ante la aparición de los siguientes signos de alarma:

  • Aparición brusca de nuevos cuerpos flotantes (sobre todo si son muchos. “nubes de moscas volantes”).
  • Ves chispazos luminosos en una zona periférica del campo visual (Luces, fogonazos), causados por la tracción vítreo-retiniana.
  • Disminución brusca de la agudeza visual.
  • Perdida de parte del campo visual (La sensación más habitual, es como tener un telón que nos tapa parte del campo de visión).

¿Qué puedo hacer con mis moscas volantes?

Lo primero y fundamental es descartar que la retina ha sufrido un desgarro; por tanto debes acudir al Oftalmólogo para que este valore la situación de la retina periférica.

En ocasiones, los cuerpos flotantes te pueden molestar con la visión, lo cual resulta bastante molesto, sobre todo cuando intentas leer. Mueve los ojos, mirando hacia arriba y hacia abajo, con el fin de que se aparten de su línea de mirada. Ten en cuenta que el ojo es como una cámara fotográfica (de las antiguas, no digital) y por tanto la imagen dentro de él, se invierte. Con lo cual debemos mirar hacia el lado hacia donde queremos llevar la mosca para guiarla y así podemos controlarla.

Aún así, algunos cuerpos flotantes se quedan en el centro del campo visual, pero con el tiempo y la gravedad van cayendo hacia las zonas más declives del ojo, y muchos se tornarán menos molestos o incluso dejarás de verlos.

¿Por qué veo chispazos luminosos?

Cuando el humor vítreo se desprende de la pared interna de la retina o da pequeños estirones de ella (con los movimientos oculares), puedes ver centelleos o chispazos luminosos. Es lo que en los dibujos animados pasa cuando se dan un golpe en la cabeza o el ojo y salen “estrellas”.

Los centelleos aparecen y desaparecen en periodos de tiempo variables (varias semanas o meses), y a medida que nos hacemos más mayores son más frecuentes. Si de repente comienza a ver centelleos de luz que antes no veías, deberías consultar inmediatamente con el Oftalmólogo para que valore si tu retina ha sufrido un desgarro.

Algunas personas ven destellos de luz  que parecen “ondas de calor” que suelen durar de 10 á 20 minutos. Esta situación se debe generalmente a espasmos en los vasos sanguíneos de la retina, lo que se conoce como escotoma centelleante. En muchos casos van seguidos de aparición de dolores de cabeza de tipo migrañoso.

¿Cómo me explorará el Oftalmólogo?

Cuando el Oftalmólogo te explore los ojos, suele usar unas gotas para dilatarte las pupilas. Durante esta exploración se estudia la retina y el humor vítreo. Al dilatarte las pupilas, verás más borroso (sobre todo de cerca) después de la exploración durante unas horas.

Los cuerpos flotantes y los centelleos de luz son muy frecuentes. Aunque la mayoría no supone un problema de gravedad, siempre deberías someterte a un examen médico de los ojos realizado por un Oftalmólogo para poder descartar no haber sufrido daño alguno en la retina.

5 comentarios de “¿Qué son las Moscas Volantes?

  1. Hola
    Hace 4 messes me opere de cataratas y me implantaron lentes trifocales
    El postoperatorio fue muy doloroso y despues de tres meses con vision borrosa optaron por realizarme una capsulotomia mediante laser yag
    Aunque la vision a mejorado algo, la cantidad de puntos velos y moscas flotando me hace ver borroso y las luces nocturnas Han pasado de ser reflejos concentricos a ser reflejos en Estrella
    Me aconsejan esperar
    Soy varon y tengo 49 años
    Valoraria muchisimo su opinion
    Agradeciendole de antemano
    Un cordial saludo

    • La Capsulotomía Posterior con Láser YAG libera desechos de los tejidos que quedan flotando en los humores acuoso y vítreo y causan la aparición de moscas flotantes. Lo más habitual es que desaparezcan ellos solos, sin necesidad de tratamiento alguno.

      Los destellos (en estrella o concéntricos) son otra historia; pueden tener múltiples causas: subidas de la presión intraocular, edema de córnea, o incluso ser provocados por las propias lentes multifocales (trifocales en su caso).

      Lo más adecuado, sería que lo consultase con el oftalmologo que le trata en la actualidad. El podrá confirmar o descartar las causas de todo lo que le está sucediendo.
      Espero haberle sido de ayuda.

  2. A mí me sucede eso que decís en el post y me cuesta llegar a creer que pueda tener un desprendimiento de retina pues siempre he tenido una vista bastante buena con los chequeos que me han hecho en los trabajos… Aun así me siento identificado con lo de los centelleos de luz, tendré que hacerme una revisión para descartar esta patología. Un saludo

    • Puede tener alguno de los signos (o todos) y tener una retina aparentemente normal. Si ha descartado mediante una exploración específica la existencia de daño, pues mejor; quizá sea solamente una clínica funcional y no exista en realidad una lesión anatómica. De todas las maneras, si la situación se repite es mejor que consulte con su Oftalmólogo, que le podrá aconsejar adecuadamente al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *