Tengo tensión en el ojo ¿Es normal?

Como se acerca la Semana del Glaucoma, que se celebra en todo el mundo e incluye el Día Mundial del Glaucoma,  el día 12 de Marzo, declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), voy a dedicar mi entrada a la Presión Intraocular, o tensión del ojo.

El Glaucoma es la segunda causa común de ceguera y 4,5 millones de personas lo padecen en la actualidad con 11 millones de posibles afectados para el año 2020.

El Día Mundial del Glaucoma tiene el propósito de llamar la atención sobre esta enfermedad ocular progresiva y la importancia de su detección temprana.

Un 90% de la ceguera que provoca el glaucoma podría evitarse mediante la detección temprana y tratamiento.

Organización de las Naciones Unidas 2014

En todo el mundo, se están preparando actividades de todo tipo para concienciar a la gente de la importancia de un diagnóstico y tratamiento precoz. Entre otras se ha presentado un Glaucoma-Rap, cuyo video os incluyo en este enlace.

 

La Presión Intraocular (PIO), o Intraocular Pressure (IOP) para los americanos, es el principal factor de riesgo conocido en el desarrollo del glaucoma; aunque no es el único (factores estructurales, de envejecimiento, vasculares e incluso hereditarios), si representa la UNICA OPCION DE TRATAMIENTO actualmente, en la mayoría de casos.

¿Qué es la tensión ocular?

La gente suele hablar de tensión ocular, pero la denominación correcta es Presión IntraOcular (PIO). Realmente la tensión la establecemos cuando, por ejemplo, tiramos de una cuerda en dos direcciones; la tensamos. La presión la ejercemos sobre una superficie, y se distribuye de forma más o menos regular por toda ella; por ejemplo cuando apretamos con la mano en una pared.

El ojo es una esfera hueca, rellena fundamentalmente de húmor vítreo (gel inerte, que no tiene importancia práctica en la presión intraocular) y humor acuoso (líquido que rellena la parte anterior del ojo) que es el encargado de mantener la presión adecuada para que el ojo mantenga su forma y se realice el intercambio de nutrientes en las cámaras anterior y posterior del ojo.

Presión es igual a fuerza sobre la superficie, que en el Sistema Internacional de Unidades – SI se determina en una unidad llamada Pascal (1 Pa es igual a 1 Newton/m2). Existen otras unidades, de las cuales la más usada en todo el mundo, es la de los milímetros de mercurio (mm Hg).

La presión atmosférica es la fuerza por unidad de superficie que ejerce el aire sobre la superficie terrestre. A nivel del mar es de 760 milímetros de mercurio. Este es un valor absoluto, nosotros medimos la presión del ojo en relación a la presión atmosférica.

Esfingomanómetro de columna de Mercurio para medir la tension arterial

Esfingomanómetro de columna de Mercurio.

Si medimos la presión arterial en el brazo y tenemos 13 y 8, realmente serían equivalentes a 130 mm Hg de tensión sistólica (la alta) y 80 mm Hg de tensión diastólica (la baja). Cuando decimos 130 mm Hg y 80 mm Hg, nos referimos a estas cifras más la presión atmosférica.

Los más mayores os acordaréis (o no…) de los aparatos de la tensión antiguos, esos que tenían un pequeño depósito de mercurio, que subía por una pipeta de cristal, cuando aumentábamos la presión, formando exactamente eso: una columna de 130 mm de mercurio, con lo cual la exactitud era total.

Normalmente cuando la gente se refiere a la medida de la presión arterial, dice 13 y 8 quitando el cero final; cuando hablamos de 13 mm Hg en el ojo, son 13 mm Hg reales, no 130 mm.

Es decir la presión intraocular es MUCHO MAS BAJA, que la arterial, no guardando una relación directa con ella.

¿Cuál es la cifra de tensión ocular normal?

La presión intraocular normal se encuentra, aproximadamente entre 10 á 21 mm Hg.

Cuando decimos normal, lo hacemos desde el punto de vista estadístico y no de salud. Es decir, es lo más habitual, lo más frecuente, pero no implica que el tener más o menos presión sea necesariamente malo. Podemos tener 23 mm Hg y no padecer glaucoma y tener 15 y sí tenerlo.

La presión intraocular no es un valor constante, ya que oscila a lo largo del día siguiendo ritmos y curvas circadianos y se puede alterar cuando tosemos, apretamos los ojos cuando nos la toman, o incluso al hacer el amor.

La Presión Intraocular (PIO) fluctúa a lo largo del día, y dependiendo de la posición en la que la midamos (tumbado o sentado).

La Presión Intraocular (PIO) fluctúa a lo largo del día, y dependiendo de la posición en la que la midamos (tumbado o sentado).

De hecho, hay un síndrome conocido como Oftalmodinia Hipertonica Copulationis, que es un glaucoma de ángulo estrecho, precipitado de forma aguda, por mantener una relación sexual prolongada en posición prona, a oscuras (se dilata la pupila).

Estas fluctuaciones se consideran hoy importantes, ya que podemos determinar como normal una presión, o incluso baja, y es posible que en determinados momentos existan picos tensionales que vayan dañando el nervio óptico. Por esto es interesante tomar la presión varias veces a lo largo del día, o usar nuevas tecnologías que permiten una monitorización de la presión durante un día completo, similar al Holter.

Sensimed: Sistema de monitorización de la Presión Intraocular.

Sensimed: Sistema de monitorización de la Presión Intraocular.

Tengo tensión en el ojo ¿es malo?

NO.

Tienes que tener presión en el interior del ojo, para que éste mantenga su forma y su función. La idea es que la presión se encuentre dentro de cifras seguras, en las que no se produzca daño a las fibras nerviosas del nervio óptico.

Tu oftalmólogo te indicará la cifra de presión intraocular y valorará si es normal, alta o baja, además de otros factores que pueden alterar la anatomía y función de tus nervios ópticos y causarte un glaucoma.

2 comentarios de “Tengo tensión en el ojo ¿Es normal?

  1. Amigo José Pascual, muy interesante tu artículo; hay una cuestión para mí que padezco de glaucoma y que desconocía y es la que refieres a las fluctuaciones de la presión ocular a lo largo del día. Cuando pasas la revisión en la consulta del Oftalmólogo, que suele ser de entre nueve meses a un año periódicamente, hablo en mi caso la que realizo en la Seguridad Social, te miden la presión del ojo una sola vez y normalmente a la misma hora, si la consulta es por la mañana entonces siempre por la mañana, esto me deja la duda si realmente con este control periódico tengo en realidad correctamente contralada mi presión ocular.

    • Efectivamente, tienes toda la razón del mundo. Con una sola medida, no sabes como estará la PÍO en otro momento.
      Por eso, no debes fiarte únicamente de la medida de la PIO para controlar un glaucoma y debes considerar la evolución del campo visual o el estado del nervio óptico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *