¿Hay un tratamiento del glaucoma realmente efectivo?

El glaucoma de ángulo abierto primario es actualmente una de las primeras causas de ceguera a nivel mundial y por tanto nos preocupa mucho a todos, médicos y pacientes, pero…

¿Existe un tratamiento del glaucoma realmente efectivo?

Si.

El tratamiento del glaucoma en las primeras etapas del desarrollo de un glaucoma de ángulo abierto está destinado a disminuir la Presión Intraocular a cifras seguras, que consigan frenar (o al menos, enlentecer) la progresión de la enfermedad, ya que el daño que se produzca es irreversible. Por esto es vital que el glaucoma sea diagnosticado lo más precozmente.

Actualment. el tratamiento del glaucoma incluye medicamentos, tratamientos con láser (trabeculoplastia), cirugía convencional o una combinación de cualquiera de los métodos anteriores. Aunque como hemos dicho antes, estos tratamientos pueden ayudar a proteger la vista que tiene el paciente, no pueden recuperar la vista que ya haya perdido, siendo la situación irreversible.

  • Medicamentos: Los medicamentos, ya sea en forma de colirios o de pastillas, constituyen la primera línea del tratamiento del glaucoma. Algunos de estos fármacos hacen que el ojo produzca menos líquido. Otros favorecen la salida de líquido del interior del ojo bajando así la presión intraocular (PIO). Antes de iniciar el tratamiento, el paciente debe informar a su Oftalmólogo si toma otros medicamentos, ya que algunas de las gotas de los ojos pueden interferir con otras medicaciones que esté tomando o que vaya a tomar en el futuro el paciente.
Colirios; Tratamiento Médico del Glaucoma.

Colirios: Tratamiento Médico del Glaucoma.

Los medicamentos para el tratamiento del glaucoma se toman o se usan una o varias veces al día. La mayoría de los pacientes no tiene demasiados problemas con el tratamiento. Sin embargo, algunos medicamentos pueden causarle efectos secundarios. Por ejemplo, las colirios de prostaglandinas pueden causar ardor, quemazón, enrojecimiento de los ojos, e incluso, un crecimiento desmesurado de las pestañas. 

En la actualidad, tenemos muchos medicamentos disponibles para el tratamiento del glaucoma. Si tienes problemas con alguno, comunícaselo a tu Oftalmólogo, que normalmente podrá cambiarlo por un tratamiento diferente. Ya que el glaucoma frecuentemente apenas tiene síntomas, algunos pacientes pueden estar tentados de dejar de usar el tratamiento o simplemente se olvidan de hacerlo, ocasionando un cumplimiento inadecuado.

Es necesario continuar usando las gotas prescritas mientras que éstas ayuden a controlar la presión del ojo. El uso regular y continuado es fundamental.

El Oftalmólogo te explicará claramente cómo usar el tratamiento.

  • Trabeculoplastia Láser: La Trabeculoplastia con láser ayuda a que se drene el líquido del ojo. El Oftalmólogo te puede indicar este procedimiento, aunque en la mayoría de casos, el efecto será parcial y transitorio, por lo que tendrás que seguir usando colirios para el glaucoma aún después de realizarlo.

La Trabeculoplastia Láser se realiza en la consulta o en una Clínica Oftalmológica, no en quirófano. Aunque tengas glaucoma en los dos ojos, habitualmente solamente se trata un ojo en cada sesión. La Trabeculoplastia Láser se hace con varios días o semanas de diferencia entre cada ojo.

Antes de realizarla, se ponen unas gotas para anestesiar el ojo. Mientras que el paciente está sentado de frente de la máquina de Láser, el Oftalmólogo aplicará una lente de contacto con gel sobre el ojo. Un rayo Láser se proyecta sobre la lente y éste se refleja en la malla trabecular en el interior del ojo. Se ven destellos intensos de luces verdes o rojas.

El Láser provoca quemaduras separadas entre sí la distancia requerida, que tensan y agrandan las aperturas de filtración en la malla de filtración. Esto ayuda a mejorar al drenaje del líquido del ojo. El Oftalmólogo puede recetar unos colirios durante unos días para el dolor o inflamación del ojo. El paciente deberá realizar varias visitas de seguimiento después de la realización del procedimiento para vigilar la presión del ojo.

La Trabeculoplastia Láser es un tratamiento del glaucoma eficaz para reducir la presión en algunos pacientes. Sin embargo, los resultados de la cirugía pueden ser transitorios y perder eficacia con el tiempo. Es bastante frecuente requerir tratamiento adicional a medio plazo.

  • Cirugía: En la cirugía convencional, se crea una nueva apertura para que el líquido pueda salir del ojo.

La cirugía filtrante convencional generalmente se hace cuando los medicamentos y la cirugía láser no controlan adecuadamente la presión del ojo.

La cirugía convencional se realiza en el quirófano de un Hospital. El anestesista pone unas inyecciones de anestésico alrededor del ojo para adormecerlo.

Tratamiento del Glaucoma: Cirugía del Glaucoma: Preparación de la trampilla escleral.

Cirugía del Glaucoma: Preparación de la trampilla escleral.

Durante la Trabeculectomía (Estándar quirúrgico actual), se quita un pequeño pedazo de la malla trabecular del ojo para crear un nuevo canal por el cual salga el líquido del ojo.

Durante varias semanas después de la cirugía, el paciente debe usar unas gotas para evitar la infección y la inflamación. Estas gotas son diferentes a las que usaba antes de ser operado.

Al igual que sucede con la cirugía Láser, la cirugía convencional en el tratamiento del glaucoma se hace en un solo ojo a la vez. Generalmente las cirugías se hacen con un período de cuatro a seis semanas de diferencia entre los dos ojos.

La cirugía es muy eficaz en el tratamiento del glaucoma (en un 60 al 80% se consigue reducir la presión a cifras adecuadas). Sin embargo, si la apertura para el drenaje se obstruye, tal vez sea necesaria una segunda operación. La cirugía convencional es más eficaz si el paciente no ha sido intervenido previamente de los ojos.

En algunos casos, la agudeza visual no será tan buena como lo era antes de la operación. La cirugía convencional puede causar efectos secundarios (incluyendo cataratas, problemas en la córnea, e inflamación o infección intraoculares, etc.)

Si tienes alguno de estos problemas, o simplemente tienes una duda razonable acerca de la posibilidad de padecerloss, es conveniente contactar con tu Oftalmólogo a la mayor brevedad posible, ya que el diagnóstico y tratamiento precoz es crítico en el glaucoma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *